ITALIANO A2 A DISTANCIA

Presentazione

LIVELLO ITALIANO BASICO A2

 

 

Te presentamos el idioma actual, vivo “e divertente” que se utiliza en cualquier situación de la vida cotidiana. Además de la estructura y vocabulario esencial encontrarás elementos de su civilización que serán para tu primera aproximación a Italia.

 

El método se compone de un libro de aprendizaje y audios que reproducen los diálogos de las lecciones y de los ejercicios.

 

El estudio se divide en dos fases:

 

Fase Pasiva: el lector se familiariza con el idioma. Escucha, lee y entiende, gracias a las grabaciones, los textos y sus traducciones, y repite las frases en voz alta para formar su propia pronunciación. Cada seis lecciones existe una lección de revisión en la cual se recuerdan los puntos más importantes estudiados durante la semana.

 

Fase Activa: esta fase empieza una vez alcanzada y terminada la última lección de la fase pasiva (el curso indica el inicio de la fase activa). Se desarrolla continuando el estudio pasivo diario, es decir: volviendo a la primera lección, después a la segunda y así sucesivamente, a razón de una lección activa y una pasiva por día. En este segunda fase el lector podrá formar sus propias frases fácilmente. Al finalizar el curso habrá adquirido, casi sin percatarse, una base importante de la gramática del idioma y un vocabulario holgado de alrededor de 2.000 palabras. Todo ello le permitirá mantener una conversación corriente con absoluta soltura.

 

Aprender un idioma no es tarea fácil; sobretodo si consideramos el tiempo, dedicación y memoria que se requiere para lograrlo. Para ello, el método se basa en un proceso de intuitivo de asimilación que solamente requiere de una práctica regular, y, en lo posible, diaria, para establecer un contacto permanente con el idioma en cuestión. De este modo, se necesitan 30 o incluso solo 10 minutos diarios para aprehender italiano. ¿Cómo? Simplemente escuchando, repitiendo y sacando, intuitivamente, cada uno sus propias conclusiones.

 

Concretamente, el método consta de dos partes: un libro –con explicaciones gramaticales y de pronunciación– y  grabaciones de nativos que acompañan cada uno de los textos. El consejo es realizar una lección por día. Cada una de ellas se sitúa en una escena distinta (en el café, en la zapatería, una conversación por teléfono, en el cine, vistiéndose por la mañana, etc.), lo que permite un aprendizaje real y situado; con un lenguaje cotidiano y expresiones coloquiales; es decir, con el vocabulario “normal” que utilizan las personas de la calle, incorporando incluso aquellas expresiones que los puristas tildan de incorrectas.

 

La primera parte del libro requiere únicamente de escuchar, comparar la traducción, leer las notas y luego volver a leer en voz alta. El método es lo más cercano a aprender una lengua materna, tal como si se fuera un niño. Luego, la segunda parte del método es activa; el estudiante creará sus propias oraciones y se volverán a revisar los aspectos más importantes ya aprendidos.

 

Así, el estudiante estará capacitado para comprender conversaciones cotidianas, no técnicas y para desenvolverse en situaciones tanto formales como informales. Lo interesante de este método es su principio práctico, pues evita las explicaciones gramaticales exhaustivas que entorpecen más que ayudan, y no exige un aprendizaje de memoria, sino una progresión paulatina de las particularidades del idioma (no hay una lista obligatoria con los meses del año, los números o las conjugaciones verbales, y si la hay, existe solo como apoyo para un aprendizaje que ya se ha realizado por asimilación).

 

Con todas estar particularidades, el método da la confianza de ir paso a paso y sin exigir. Según este, es preferible aprender un poco con tranquilidad que mucho en tensión y por ello cada siete lecciones habrá una lección de “Repaso y notas”, en la que se estructuran más gramaticalmente los aspectos aprendidos en las lecciones anteriores; y nuevamente, no para memorizar, sino solo como ayuda y soporte de un aprendizaje que ya se ha “assimilado”. 

 

Modalidad

 

El Curso se realiza a través de la metodología a distancia, recibiendo los módulos de estudio vía mail. Cada módulo se concluye con un test escrito.

La matricula abierta todo el año. El alumno-a que no supera un test lo podrá recuperar mediante la realización de un nuevo ejercicio. Sin cargo adicional.

Existe un asesor (utilizando como medio el e-mail o programas tipo SKYPE, GMAIL Talk, o Messenger) con el que se podrán aclarar todas las preguntas e inquietudes que surjan a lo largo del curso.

Gracias al planning de disponibilidades del tutor, se pueden reservar las asesorías (6 incluidas en el costo).

Las asesorías se llevan a cabo en directo por videoconferencia Skype.

 

El Curso prepara a la Certificación Nivel A2 del PLIDA Título que pide la SEPE de Tlaxcala para acreditar el idioma extranjero. El examen tiene que hacerse en nuestra sede de Tlaxcala y tiene dos fechas en el año con un costo de 1850 pesos para el 2018.

DIRECCIÓN

Priv. Las Flores 2

(Esquina Morillotla entre Camino Real a Cholula y Recta a Cholula)

Colonia Bello Horizonte Puebla, C.P. 72735

Tel. (01222)   2836394

Cel.  2223960090 

dantepuebla@gmail.com

 

+5212223960090